Leyendas Equinas: Bélicas: Bucéfalo (siglo III aC)

Fue el famoso caballo de Alejandro Magno, uno de los líderes militares de la antigua Grecia más importantes de la historia

Detalle de Alejandro Magno y Bucéfalo en el mosaico que representa la batalla de Issos

Bucéfalo (en griego, Βουκεφάλας) es el nombre del caballo de Alejandro Magno, y posiblemente el caballo más famoso de la Antigüedad. Bucéfalo murió tras la batalla del Hydaspes en el 326 adC en lo que hoy sería Pakistán. Su nombre significa en griego Cabeza de buey, apodo que al parecer recibió el animal por el aspecto redondeado de su cara y la considerable anchura de su frente, donde además resplandecía una mancha blanca en forma de estrella.(En otras leyendas se narra que bucefalo era una clase de unicornio imposible de montar y que solo Alejendro pudo montarlo).

Bucéfalo fue la montura de Alejandro desde que éste contaba 9 años de edad, cuando fue presentado entre otros caballos ante su padre, el rey Filipo II de Macedonia, para que los comprara. Fue entonces cuando, según narra la leyenda, el caballo comenzó a mostrarse tosco y salvaje, relinchando y lanzando coces por doquier, sin que nadie lograra apaciguarlo. Sólo el joven Alejandro logró montar al caballo,se dio cuenta de que el caballo recelaba de su propia sombra. Alejandro giró la cabeza del caballo hacia el sol, cegándole y subiéndose de un sólo gesto al caballo, momento que haría pronunciar a su padre la célebre frase: "Hijo, búscate un reino que se iguale a tu grandeza, porque Macedonia es pequeña para ti".

Se dice que desde entonces Bucéfalo sólo se dejaba montar por Alejandro, si bien permitía ser cuidado por sus sirvientes. Frente a esta tradicional y razonada descripción de la doma de Bucéfalo, que se encuentra en Plutarco, en el texto del Pseudo-Calístenes sobre la vida del conquistador griego, encontramos una versión mucho más fabulosa e irreal. Allí, se refiere que Bucéfalo era un caballo de hermosa figura, pero dominado por un furor salvaje que lo llevaba al extremo de la antropofagía, motivo por el que Filipo decidio construirle una jaula de hierro donde le echaría a todos aquellos que desobedecieran sus leyes.

Brutal y homicida, Bucéfalo se rodeó de restos humanos, pero cuando, con quince años, Alejandro descubrio la celda del animal y se acerco al caballo, este extendió sus patas delanteras y relincho suavemente, como si le reconociera como su amo, y el joven príncipe pudo sacarlo sin ayuda de los criados y cabalgar con él por la ciudad, dominado por una completa docilidad.

Acompañó a Alejandro por toda su campaña en Asia contra el Imperio persa, hasta que murió a los 30 años durante o después de la batalla del Hydaspes, librada por el ejército macedonio en el año 326 adC contra el ejército del rey indio Poros. Aunque hay quienes piensan que murió en la propia batalla, es cuanto menos dudoso, ya que su avanzada edad no lo hacía apto para entrar en combate.

Alejandro honró la memoria de la batalla fundando la ciudad de Nicea, "Ciudad de la Victoria". Cerca de allí, hacia el poniente, fundó la ciudad de Bucéfala o Alejandría Bucéfala, en honor de su noble caballo. Se cree que este sitio está localizado frente al moderno pueblo de Jhelum, en la provincia del Punjab, al noreste del actual Pakistán.

Fuente: Wikipedia (versión española)

LA EJAJC, DIA HISTORICO

En el día de ayer, egresados de la Escuela de Jockeys de San Isidro dieron un triplete clásico inigualable: Francisco Corrales, con Ecólogo, se llevó el G.P. Jockey Club; Pablo Carrizo, con Dont  Worry, el G.P. San Isidro y el aprendíz Néstor Fernández, con City Glam, el G.P.Suipacha

Podría comentarse que nueve de las 15 carreras disputadas en el día de ayer, en el hipódromo de San Isidro, fueron ganadas por egresados de la EJAJC. Que incluyeron un triplete del ascendente aprendíz Fabricio Coronel (con Undending en la 3era, con Red Bloom, en la 12da, y con Barrales, en la 13ra), además de los triunfos de los recibidos Juan Cruz Costa (Malacostumbrada) en la 2da, Anselmo Zacarías (Mercadeo) en la 9na, y Juan Cruz Villagra (Gambetazo) en la 15ta, también.

Pero vencer en los tres grupos uno que compusieron la jornada más tradicional del turf argentino (así es, motivo de la carrera más antigua del calendario clásico), constituye toda una hazaña. Un récord que quedará fijado en la retina de todos nosotros. Por otra parte, ahora es el segundo Gran Premio Jockey Club en el que gana un egresado de la escuela de jockeys de San Isidro: el primero fue con el aprendíz Facundo Jarcovsky, arriba del recordado City Banker, allá por 2008. Singular récord por entonces, aun no igualado: Facundo fue el primer aprendíz de la historia en ganar un Jockey Club. 

En esta edición del Jockey Club, Francisco Corrales se encontró en la montura de Ecólogo, el entrenado por Gaitán Dassie, reemplazando al convalesciente Eduardo Ortega Pavón, quien participara en una tremenda triple rodada en el Clásico Italia, a fines del mes pasado. El accidente fue emitido hasta por el canal del Grupo Clarín Todo Noticias, aunque, por suerte, los involucrados no sufrieron lesiones de gravedad. 

Corrales hizo su juego favorito sobre el hijo de Easing Along: corrió por los palos, en una faena guapa y calculada, para pasar a comandar en los 300m y cruzar el disco por el pescuezo ante Cooptado, con Rodrigo Blanco en las riendas. Uno de los mejores egresados de la EJAJC de todos los tiempos, aprendíz de moda junto a Pablo Carrizo en su momento, Francisco así muestra un regreso a lo grande, después de un período de idas y venidas que incluyeron un corto (aunque positivo) paso por la hípica norteamericana, donde, por desgracia, no se pudo concretar un contrato que lo pudiera retener. El tiempo empleado por Ecólogo para los dos kilómetros fue de 2 minutos 33 centésimos. El favorito Petén Itzá, ganador de la Polla de Potrillos, finalizó anteúltimo, sin gravitar realmente nunca en la competencia. Christian Quiles, su jockey, dijo: "No fue el caballo de siempre. La pista dura y el césped largo pueden haberlo afectado".

Y hablando de Pablo Carrizo también, gran ganador clásico, con Dont Worry dio la nota en el Gran Premio San Isidro, sobre la milla de la alfombra verde. En 1 minuto 33 segundos 60 centésimos, doblegó por medio pescuezo a Uomo Frac, tras correr a la expectativa e instaurar una lucha voraz que se comenzaría en los 450m finales. 

A su vez, el aprendíz Néstor Fernández se adueñó del gran premio para caballos velocistas, el Suipacha, dirigiendo a la yegua City Glam, de punta a punta, con un cronómetro de 55 segundos 64 centésimas.  Néstor, atormentado por problemas de peso durante la mayor parte de su campaña de aprendíz, a fuerza de un impresionante talento pudo destacarse siempre, a pesar de todas las adversidades, sea en el interior o en los circos hípicos centrales. Ayer, la gigante caballeriza La Quebrada confió en él, y desde ya, no defraudó las espectativas.

No sólo formadora de jockeys
Con cerca del 50% de los egresados recibidos de jockey profesional, la Escuela de Jockeys de San Isidro prosigue con nuevas propuestas para la mejora de las condiciones de salubridad de los jinetes y caballos a través de proyectos que proponen, como conclusión de las últimas investigaciones científicas, la actualización de la escala de pesos, modificaciones en la reglamentación del uso y estructura de las fustas, y también mejoras en las reglamentaciones para la etapa de aprendizaje. Los proyectos pueden verse en su blog oficial escueladejockeys.blogspot.com.

Nota: Miguel Almanza

Personalidades: Carlos Pellegrini y el turf

El siguiente es un extracto de la Revista Hípica Argentina que habla sobre la relación de Carlos Pellegrini (1846-1906) con el turf. Pellegrini, que lleva su nombre en la máxima carrera de caballos en la Argentina, fue el fundador del Jockey Club argentino. Ejerció funciones como presidente durante el período 1890-1892, creando el Banco de la Nación y la prestigiosa Escuela Superior de Comercio (pública), actualmente más sencillamente conocido como "Colegio Carlos Pellegrini", dependiente de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
"Yo no vivo en una casa de cristal. Tengo muchos defectos que reservar, y no soy una virgen que en su casta y candorosa inocencia puede en todo momento ofrecerse a la contemplación pública. Vivo en casa de piedra, y he formado un lugar conocido, respetado y honesto. Voy, cuando quiero reposar mi espíritu de tanta miseria, a los teatros, a las fiestas, a los hipódromos, y allí encuentro lo que hay de más culto y distinguido en mi país" proclamó desafiante Pellegrini, cierta vez, en un documento memorable.

"La idea de fundar el Jockey Club nació aquí, en París, después de asistir al Derby de Chantilly" había escrito Remigio Gonzáles Moreno.

"En 1876 nos reunimos a comer Carlos Pellegrini, Miguel Cané, Pedro y Enrique Acebal, y yo- dice Remigio Gonzáles Moreno -"En esa comida, la conversación terminó en el tema, diciéndonos Pellegrini estas palabras: 'Bueno, den por fundado el Jockey Club de Buenos Aires".

Carlos Pellegrini

Inspirado en los antiguos circos hípicos de Epsom, Auteil, Longchamp, y Chantilly, supo dar la fisonomía característica al hipódromo Argentino de Palermo [...]".

El primer caballo que Carlos Pellegrini tuvo, allá por 1891, fue en sociedad con Ignacio Correasy Julián Martínez. Fue un alazán hijo de Zanoni y Mariana. Después de ganar seis carreras, incluídos grandes premios Jockey Club y Nacional, se retiró de las pistas invicto. Para mayores detalles, lo cuidaba Orezzoli, y corría con la chaquetilla blanca, brazalete y gorra verde, del stud Las Ortigas; del haras homónimo ingrsó como padrillo dando muy buenos descendientes , entre ellos Melgarejo (uno de los mejores caballos de principios del sXX en la Argentina).

Fue fundador en homenaje a aquel raudo campeón del stud Amianto, y algunos de sus pupilos fueron ganadores clásicos.

Extraído de: Revista Hípica Argentina Nro 2, Año 1999.

Historia de la EJAJC a través de los años

Orígenes y primeros años
La Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club se inauguró en el año 1940, mismo año en que se cuadruplecoronaba la célebre potranca La Mission, y en un momento de gran plenitud del turf argentino. A la par de su creación, también se creó una escuela de entrenadores, realizando publicaciones periódicas inclusive para asuntos tan importantes como la herrería y otros instructivos -sumamente completos- destinados a la formación de profesionales.

Un testigo de lujo de la primera era de la escuela fue ni más ni menos que Don Anibal Etchart. "Brazo Fuerte", como lo apodaban, fue uno de los jockeys más destacados de la historia de la hípica nacional, y uno de los más queridos por la afición burrera. Compitió en los días de gloria del turf argentino, cuando su popularidad se equiparaba a la del fútbol, contra leyendas de la fusta como Irineo Leguisamo, Pedro Artigas, y Roberto Quinteros. El mismo es toda una leyenda viviente.

 "Ingresé a la escuela de jockeys en 1954, que en aquel entonces estaba en el hipódromo de Palermo, pero tuve un paso bastante corto, de sólo seis meses o un poco menos", recuerda Anibal, oriundo de una familia rural dedicada a la actividad tambera. "En aquellos años, teníamos a Alejandro Lhuillier como profesor y director, y a Pedro Alessandro como profesor de técnica de equitación. Alessandro nunca fue jockey sino que era especialista en equitación clásica".

Alejandro Lhuillier, jockey del ganador del Gran Premio Nacional de 1942, Banderín, forma una inevitable y larga página en la historia de la escuela, extendiendo su dirección desde la década del '50 hasta la década del '70 inclusive.

Según rememora Etchart, la cursada consistía en un día semanal, los días lunes, dos horas, sumado a exámenes periódicos. El "ok" para salir a competir era responsabilidad del starter, ante el pedido de uno o más tutores, con los que el alumno debía contar. Cuando se consideraba que el alumno estaba listo para correr, el o los tutores (incluyendo Lhuillier) intercedían ante el starter, éste supervisaba una partida del aspirante, y si todo iba bien, se programaba su debut.

 "Nos enseñaban a montar, pero era lo básico" dice Etchart, quien a los 20 años ya estaba compitiendo en las mayores carreras del país. Y añade: "Nos corregían la postura: poner la pierna un poquitito más para acá, acortar un poquito allá, y así, pero no mucho más. Eso si, el que no servía, se iba". Anibal aclara que sobre todo lo demás, como técnica de desarrollos, lo debían aprender sobre la marcha, una vez expuestos a los ruedos de los grandes escenarios.

 Etchart guarda con simpatía su anécdota más inolvidable de su paso por la escuela: "A Lhuillier (el director) le decían 'El Inglés'. Era muy serio, muy seco. Una vez me hizo montar un caballo muy duro de boca, Whisky, un alazán de cabeza grandota. Resulta que se me disparó y saltamos la valla... no lo podía parar. Lhuillier me gritaba '¡Téngalo, téngalo!' y yo le decía '¡¡Téngalo usted!!'.

Otro contemporáneo que nos brindó su testimonio, fue Raúl Tavella. Apodado "el Perro", fue un buen jinete de su época, primo del mismo Etchart. Ingresó en 1957, pocos años más tarde que Etchart, teniendo los mismos profesores y método de enseñanza. Tavella logró un buen número de carreras y actualmente se dedica al entrenamiento.

 Para la década del '60, la escuela de jockeys se había mudado a San Isidro, a unos 700 metros de la ubicación la actual, en uno de los studs que dan sobre la esquina de la avenida Márquez y Diego Carman. La cursada se incrementó a dos veces por semana, con una duración de dos años, pero como siempre, podía variar según el rendimiento de cada alumno. Alejandro Lhuillier proseguía como director de la escuela, aunque Alessandro, especialista en equitación clásica, ya no estaba. En vez, se prefirió que las clases de equitación de carrera fueran impartidas exclusivamente por jockeys, algo que se mantendría en el futuro.

Fue una época especialmente particular, donde se estaba generando una histórica transición rioplatense del freno al filete como embocadura. Hasta aquel el momento, y desde los albores del turf argentino, el freno siempre había sido la embocadura de elección, algo que nunca sucedió, por ejemplo, en Inglaterra o en los Estados Unidos. Pero la importación de jinetes ajenos al Río de la Plata, como los chilenos Oscar y Raúl Zapata, y Eduardo Jara -todos fileteros-, en consonancia con el gran éxito que obtuvieron, obligaron a replantear el uso del tradicional al freno.

Con tal propósito, a mediados de los sesenta, se incorpora a la escuela como maestro de filete el chileno Juan Araya, (además de continuarse simultáneamente la enseñanza del uso del freno, a cargo de Lhuillier). Araya tuvo un exitoso pasado en las pistas argentinas y venezolanas. A fines de la década del cuarenta, vino a correr a la Argentina, contratado por el inolvidable criador brasileño Roberto Seabra y por el stud La Pomme, y en los cincuentas se radicó en Venezuela, consiguiendo un notable suceso. Para 1960, problemas de salud lo obligaron a colgar la fusta, regresando a su país de origen, obteniendo allí la patente de entrenador. Pocos años más tarde regresó a la Argentina y tomó la propuesta de enseñar en la escuela de jockeys del Jockey Club. Araya sería profesor de Héctor Libré (actual director de la escuela de jockeys del Jockey Club), Adolfo Quinteros, Marina Lezcano y el mismo Jorge Valdivieso, entre otros.

En el año 1967 se introduce una de las modernizaciones más notables: el partidor eléctrico. Así, el anticuado sistema de cintas quedaba en el pasado, mejorando el aspecto de seguridad e igualdad en las largadas. Obviamente, este nuevo sistema requirió una mayor preparación para caballos, jockeys y personal de largada.

La década del '70 significó mucho para el turf argentino. Si bien sería sobre finales de la década, la reapertura del hipódromo de San Isidro en 1979 marcaría un hito en la historia de la institución. Se suman a las escuelas jockeys mujeres: la bonaerense Marina Lezcano y la correntina Blanca González fueron las primeras féminas argentinas en correr caballos de carrera. El filete se estaba imponiendo como bocado por excelencia. Se estrenan las carreras nocturnas en el hipódromo de Palermo en 1971 tras la inauguración del sistema de iluminación.

Las competencias pasaron a celebrarse tres veces a la semana. Alejandro Lhuillier cumpliría su tercera década al frente del establecimiento, mientras que Juan Araya continuaba enseñando el manejo del filete y se sumaba al staff el ex-jockey Bernardo Marco.

 Los egresos por entonces eran masivos, de a dos tandas por año. Una de las camadas más numerosas fue la de Jorge Valdivieso, el jockey argentino más importante de la historia, con 29 alumnos, en el año '73. Con su calidez y simpatía habitual, Jorge también nos acompañó en esta reconstrucción de la historia de la escuela de jockeys del Jockey Club.

Rememora Valdivieso: "En mi tiempo había tres profesores: Alejandro LhuillierBernardo Marco y Juan Araya. Marco y Araya eran muy sencillos, accesibles, pero Lhuillier era muy serio. La escuela consistía en que los profesores te miraban cómo andabas a caballo y te hacían practicar sobre el mecánico. Ellos miraban, opinaban, pero nada más. No aprendíamos nada", reflexiona.

De una muy famosa injusticia fue víctima el mendocino durante dicho año en la escuela de jockeys. Al tratarse de una camada muy numerosa, "Valdi", por una cuestión simple de abecedario, quedaba último y casi siempre fuera de las prácticas sobre el caballo mecánico. Para colmo, culpa de eso, los profesores tampoco le prestaban la correspondiente atención en los vareos porque, probablemente, apenas lo tenían de vista. Ahora si, para duchar a los caballos de la escuela, a Jorge siempre le reservaron un lugar de privilegio, recuerda el "maestro", con su típica cuota de humor.

Cuando Jorge fue a reclamar por la situación, Lhuillie, lejos de mostrarse comprensivo, le vaticinó lo peor: "Nunca vas a ser jockey", sentenció, descreído de las condiciones del jinete rubio. Y lo dejó libre.

 Pero Jorge, un luchador de la vida, no bajó los brazos y siguió concurriendo. Para el examen final, es conocida la anécdota de que por motivos de salud, Lhuillier se ausentó dicho día. Jorge concurrió igual, y para su asombro, ni más ni menos que Irineo Leguisamo, la mayor leyenda de la fusta de nuestro turf, sería el examinador reemplazante. Jorge recuerda: "Se ve que Lhuillier no me había borrado de la lista, porque Leguisamo me llamó. El examen era sobre una partida. La hice y Leguisamo me aprobó". Poco tiempo después, Valdivieso se convertiría en aprendíz de moda, y años más tarde, la historia es conocida: múltiples estadísticas, y grandes premios hasta en los Estados Unidos, caso de Matt Boy en los años ochenta.

 Por desgracia, por aquellos años, el sistema de aprendizaje -si se puede decir que había alguno- no contemplaba el fogueo previo de los noveles aprendices en el interior argentino, antes de toparse contra las máximas figuras del turf. Como sucedió con Valdivieso y tantos otros, el debut consistía muchas veces en una carrera programada especialmente para aprendices, sin posibilidad de fogueo previo.

El mendocino, ganador del Pellegrini de 1981 y de 1986, con I'm Glad y Fain, respectivamente, agrega una comparación de épocas más que nutricia: "Antes, los jockeys empezábamos como peones, después nos hacíamos galopadores, y más tarde aprendices. En el interior directamente no corríamos. Hoy en día todo se enfoca en que te hagas un jockey profesional, como tiene que ser. Los chicos ya salen hechos de la escuela".

Los años siguieron pasando, y el turf argentino continuó con nuevos cambios: los días de carrera pasaron de tres reuniones semanales a ser diarias, incrementando enormemente la exigencia sobre el físico de los jockeys. La consolidación del filete como embocadura, permitió que los jinetes se apilaran más, esfuerzo ciertamente reservado para los más entrenados. "Antes, un jockey podía salir y cuidarse menos. Hoy en día eso es imposible, tenés que estar bien todos los días para ser competitivo. Sino, tenés que dedicarte a otra cosa", dice Valdivieso, y agrega: "La escuela no es solamente 'saber andar a caballo'. Hay muchas cosas que tenés que saber hacer, arriba y abajo del animal. La escuela sirve para enseñarte a cómo manejarte".

El desarrollo y mejoras de los circuitos de TV y los sistemas de simulcasting, en los años ochenta y especialmente a partir de los noventa, pusieron bajo la lupa a cada error que el jinete que corre en primera división comete. Una intensa experiencia previa en carreras se ha convertido en algo, más que recomendable, fundamental para los aprendices.

La década del '80 trajo nuevos cambios: Adolfo Sánchez CácedaOrestes Consenza y Ramón Ciaffardini serían los profesores. Sánchez Cáceda, filetero peruano, sería director hasta fines del siglo pasado, mientras que Consenza brindaba las clases de manejo del filete. De esa época, el virtuoso Horacio Karamanos sería el jockey con más suceso, incluyendo su campaña en los Estados Unidos, que viene exitosamente llevando a cabo desde hace más de una década. Otros jinetes conocidos y muy queridos en el medio: la gran Lucrecia Carabajal, Osvaldo Dávila y Alejandro Tajomisski también pasaron por sus aulas.

Para 1999, las puertas de la escuela de jockeys de hipódromo de San Isidro, el principal centro de entrenamiento de caballos de carrera del país y uno de los más grandes del mundo, quedarían cerradas, tras casi sesenta años de servicio. La escuela del Hipódromo de La Plata pasaría, de ese modo, a ser la única institución de formación oficial de la República Argentina.

Una nueva etapa: se reabre la EJAJC
Con la urgente necesidad de formar profesionales de primera categoría, cinco años más tarde, el 1ero de julio de 2004, con el Sr Pablo Piffaretti como Presidente de la Comisión de Carreras de San Isidro, finalmente se celebró la reapertura de la Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club. Los ex-jockeys Héctor Libré (curso teórico) y Victor Sabin (curso de técnica de equitación) serían los nuevos docentes, a los que se sumaría Diego Dávide, como profesor de educación física. La idea original de incluir un profesor de equitación y un caballo de andar fue desestimada, para enfocarse en el entrenamiento físico como pilar.

La tradicional enseñanza del uso del freno, por primera vez, también sería desestimada. En cambio, se puso un gran énfasis en la postura del jinete, que hoy en día es marca registrada de la escuela. Dicho estilo de montar se basa en la escuela americana, la cual centra su eje en la aerodinamia y se adapta mejor que ninguna a las pistas modernas. Es la más exigente físicamente. En oposición, encontramos la escuela británica, la cual se basa principalmente en el centro de gravedad, y es más apto para pistas con varios desniveles, como las típicas canchas inglesas e irlandesas, o la escuela francesa, un intermedio entre ambos estilos.

Con el objetivo de lograr una escuela de referencia a nivel internacional, la escuela intensificó su cursada, ampliándola a cuatro días semanales (tres horas cada jornada, compuestos por dos días de teoría de carreras y práctica sobre caballo mecánico, y los restantes dedicados al entrenamiento físico).

Para optimizar el rendimiento de cada aprendíz, Héctor Libré inició un plan de egresos personalizados. Se dejaba de lado así el viejo sistema de egresar alumnos en grandes camadas, al estilo "fábrica". Con esta nueva modalidad se obtuvo una notable reducción de los tiempos requeridos por los alumnos para graduarse de jockey profesional. Además, se realiza un seguimiento diario de cada egresado. Así es: de lunes a lunes.
Una nutricionista y una psicóloga, y más tarde, clases semanales de inglés (en la actualidad a cargo del Sr Juan Suchecki) complementaron el cuadro de contención y enseñanza en esta nueva etapa.

En 2007, sin los recursos necesarios pero comprendiendo su importancia en el contexto actual, el colaborador Miguel Almanza desarrolló el blog de la EJAJC, escueladejockeys.blogspot.com, en forma totalmente ad honorem, representando la primera página de una escuela de jinetes en latinoamérica. Durante el lapso de cuatro años ofreció estadísticas diarias y recopiló todas las notas de interés sobre y para sus egresados y alumnos. Entre otras cosas, elaboró un diccionario turfístico inglés-español, único en su tipo, que actualmente se emplea como base de las clases de inglés; se diseñaron todos los proyectos, investigaciones y traducciones llevadas a cabo por la escuela, como el proyecto de actualización de la escala de pesos (pionero en el continente americano), y la propuesta de una nueva reglamentación sobre el uso del látigo responsable, acorde a las concepciones más modernas de bienestar animal.

Actualmente, se está evaluando e investigando un proyecto sobre la incorporación a las carreras del Bitless Bridle, un moderno sistema de riendas que trabaja sobre puntos sensibles de la cabeza del caballo, y eliminaría definitivamente el uso del bocado. Este sistema ha sido probado y estudiado en la Argentina por el Dr Gustavo Bayón en los años '90s, y se está investigando en países como Canadá y los Estados Unidos. El objetivo que persigue este implemento es reducir significativamente a todas las patologías relacionadas al uso de bocado y descontracturar y reducir el stress del animal, sin por ello perder manejabilidad del caballo. Todas las pruebas experimentales que ha realizado el mismo Héctor Libré junto a su equipo, han sido positivas hasta el momento, pero aún queda mucho camino por andar.

Desde su apertura en 2004, se han graduado jinetes que hoy son renombre a nivel máximo: Anselmo ZacaríasJuan Cruz VillagraFrancisco Corrales, Pablo CarrizoWilson Moreyra, entre tantos otros.

Los números son impresionantes: aproximadamente el 50% de los egresados lograron graduarse de jockey profesional. En total, los egresados totalizan más de 6000 carreras ganadas, incluyendo alrededor de 300 carreras centrales. Se logró el récord argentino de tiempo para recibirse de jockey (Anselmo Zacarías, 2006), al primer aprendíz en ganar un Gran Premio Jockey Club (Facundo Jarcovsky, con City Banker, en 2008), la primera jocketta en ganar 6 carreras en un día (María Scaldaferri, en Cambá Paso, Entre Ríos, 2011), y los récords continúan.

Anexo II: ¿Cuales son los requisitos para ingresar a la escuela? 

Se requiere ser argentino nativo o naturalizado, tener el primario completo, y una edad mínima de 15 años, y máxima de 19 años. Los aspirantes deben hallarse en actividad como galopador en los hipódromos de Palermo, San Isidro, o entidad reconocida por la institución. La duración del curso es dos años.

Por otra parte, es fundamental que respondan a un peso máximo determinado según su edad:
a)15 años: 45 kilos y 1,55 metros;
b)16 años: 46 kilos y 1,56;
c)17 años:47 kilos y 1,57metros;
d) 18 años:48 kilos y 1,58 metros;
e) 19 años: hasta 50 kilos y hasta 1,60 metros.

Además de contar con la autorización del padre o tutor certificada por escribano, los aspirantes deben aprobar el examen de equitación y un examen psico-físico detallado, que incluyen un certificado de apto médico y diversos estudios.

Anexo III: La Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club (EJAJC), con el paso del tiempo

-Nace en el año 1940, a la par de otras escuelas, como la Escuela de Entrenadores del Jockey Club, con el objetivo de profundizar el desarrollo profesional de la industria del turf argentino.
-Inicialmente, se buscaba instruir al alumno en equitación clásica (no de carrera) y también en equitación de carrera. Dicha dualidad deseaba enriquecer a la segunda, que aún no era académica sino meramente empírica.
-Alejandro Lhuiller dirigió la escuela durante la década del '50 hasta la del '70 inclusive. Bajo su dirección, se desarrolló la equitación sobre caballo mecánico para mejorar y afinar la técnica de equitación de carrera. Con el chileno Juan Araya, a mediados de los '60 se incluyó el manejo del filete en la formación del alumno; dicha embocadura se impondría completamente pocos años más tarde.
-Posterior a Lhuillier, el peruano Adolfo Sánchez Cáceda fue el director que acompañó la escuela hasta fines de los '90, cuando cerró el establecimiento.
-La reapertura de la EJAJC ocurrió en 2004, con Héctor Libré como director y profesor de teoría, Victor Sabin como profesor de técnica de equitación, y Diego Dávide como profesor de educación física. Más tarde se agregarían un profesor de inglés, en la actualidad Juan Suchecki, una psicóloga y una nutricionista. La escuela cuenta con su propia página, escueladejockeys.blogspot.com, como nexo de comunicación entre aficionados, alumnos, y docentes, y como fuente de información sobre cada profesional. Desde la reapertura, han egresado aproximadamente 45 alumnos, obteniendo el título de jockey profesional el 50%, y totalizando más de 6000 carreras.
-La nueva época plantea un egreso personalizado, tomando al individuo en su integridad, y brindándole todo el apoyo y herramientas necesarias para que se desarrolle como un gran profesional y persona. A cambio, se le exige al alumno perseverancia, responsabilidad, solidaridad, y respeto a sus pares y mayores. A su vez, se realizan proyectos para la mejora de las condiciones de salud de los jockeys, y concientización y nuevos implementos para optimizar el bienestar animal en todos los aspectos que involucren la interacción jinete-caballo.

AGRADECIMIENTOS
Agradecemos profundamente el valioso tiempo que nos dispensaron y la paciencia ante muchas preguntas que realizamos para poder hacer esta reconstrucción histórica a los señores ex-jockeys:

Anibal Etchart
Jorge Valdivieso
Adolfo Quinteros
Raúl Tavella

Gracias!!!

ABC de las Carreras de Obstáculos (National Hunt)

Breve introducción al National Hunt (Jump Racing).
Contenidos: introducción al NH - breve resumen histórico- modalidades de NH- tipos de caballos empleados- fisiología- aspectos veterinarios- grandes leyendas- jockeys de NH- hipódromos- grandes carreras.

Artículo e investigación: Miguel Almanza

La excepcional belleza de las carreras de obstáculos muchas veces queda contrastada por los duros accidentes

En la mayoría de los casos solemos asociar a este deporte con los enormes y peligrosos obstáculos del Grand National inglés, donde las rodadas son moneda común. Lo cierto es que el Grand National es una carrera muy atípica, hasta rara. La mayoría de las carreras y clásicos son de una severidad notablemente menor. De ello dependerá el tipo de submodalidad y de las características de los obstáculos del hipódromo. En algunos países de europa y en el Japón, el National Hunt (NH) es una actividad profesional de similar o mayor importancia que el turf, aunque en ningún caso alcanza su nivel de glamour.

Considerado el deporte nacional de Irlanda, allí goza probablemente de más popularidad y prestigio que en ningún otra parte del mundo. En Inglaterra, la afición por los obstáculos se nivela con el turf, sin embargo, la mayoría de las carreras más importantes de obstáculos se celebran en ese país, como el tradicional Grand National o el King George VI Chase. En Francia se ubica en tercer término, detrás del trote y el turf, siendo un muy atractivo exportador de caballos de obstáculos a la gran industria británica. En Argentina, hace varias décadas atrás, existió una tentativa de organizar estas carreras, pero no hubo continuidad.

Breve resumen histórico. El National Hunt nace de la combinación del turf y la caza montada (por los obstáculos). De allí surgen términos como "hunt" (caza) y "chase" (persecución). El término "steeplechase" se origina en Irlanda, padre del NH, gracias a una carrera celebrada entre los señores O'Callaghan y Blake. La competencia tuvo una distancia de 7250m, distancia existente entre los campanarios ("steeples") de la Iglesias Buttevant y St Leger. El steeplechase es el subtipo de NH más importante pero no el único.

Variedades dentro del NH. Dentro del NH encontramos tres subtipos básicos:
CHASEEl Chase o Steeplechase (Carreras de Vallas) es la categoría más exigente y prestigiosa. Tiene distancias entre 2 y 4 1/2 millas (3200 m - 7240 m), y los obstáculos, llamados fences (vallas), tienen una altura mínima de 4 1/2 pies (1.37 m). Caballos mayores, que van a menor velocidad pero que han desarrollado mucho su técnica para el salto, son los más aptos para este tipo de carreras. Cuando se comete un error en el salto, por lo general caballo y jinete van al piso. No obstante, y basta observar una carrera de este tipo, el caballo suele seguir corriendo, ya sin jinete, e incluso saltando. El Steeplechase incluye típicamente vallas, zanjas y saltos de agua como obstáculos.

HURDLINGEl Hurdling (Carreras de Barreras) es una categoría considerada inferior al chase pero predomina en las programaciones. Es una forma "light"de carreras de obstáculos: tiene distancias de entre 2 y 3 1/2 millas (3200 m 5600 m)- , y los obstáculos, llamados en este caso hurdles (barreras) tienen un mínimo de 3 1/2 pies (1.06 m), son más flexibles, y colapsan si el caballo falla. Muchos caballos utilizan estas carreras como medio para seguir avanzando en el entrenamiento hacia el Chase.

Carrera de BUMPERS en AintreeEl National Hunt Flat Race (Carreras Llanas de National Hunt) es la categoría más baja dentro del NH, es formatoria y se corre sin obstáculos. Coloquialmente se las llama Bumper Races (Carreras "desgarbadas") debido a que, originalmente, estas carreras eran corridas por jinetes amateurs, "desgarbados" sobre la montura, en comparación a los profesionales). Se disputan sobre distancias de 1 1/2 a 2 1/2 millas, pero también se llega a tiros superiores a los 4000m. La idea de estas competencias es dar formación en la distancia a muchos caballos como paso previo al hurdling o al chasing. Se dice que el nivel de estas carreras es malo, y que por ello se hace bastante difícil acertar al ganador.

Otras categorías de NH. El Point-to-Point son carreras sobre vallas iguales al chase pero exclusivas para jinetes amateurs. El National Hunt Cross Country es a mi modo de ver una de las variedades más atractivas; posee muchos obstáculos naturales, intrincados recorridos y trazados, y puede incluir todo tipo de obstáculos en una misma carrera. Los obstáculos por lo general son ingeniosos pero no revisten mayor peligro.

Formatos parecidos que no son National Hunt. Hay un tipo de Cross Country en las pruebas completas de equitación, que es contra reloj y con obstáculos más difíciles de franquear que en el NH. Se disputa en el segundo día de la prueba completa (el primero es doma clásica, y el tercero es salto). Abajo, una foto de uno de los obstáculos bastante severos del Cross Country.


LOS CABALLOS de National Hunt

Las razas. Existen dos fuentes principales que nutren las carreras de obstáculos: en primer lugar, una cría de SPC especializada en obstáculos, y en segundo lugar, caballos SPC retirados de las llanas. Si bien es cierto que en el NH puede participar caballos de cualquier raza, el SPC se impone soberbiamente en esta actividad.

La edad y castración. La edad mínima para competir es variable: para el hurdling es de 3 años, mientras para el chase es de 4 años, siendo la edad de mayor productividad a los 9-10 años para esta última modalidad. La mayoría de los caballos de obstáculos están castrados. El objetivo de la castración es alivianar el tren delantero del animal (si se lo hace cuando es chico), tan sufridos en estas competencias, como también moderar su temperamento para una mejor manejabilidad.

La fisiología. En ese sentido, las carreras de obstáculos son únicas por combinar la explosividad del salto (fibras de contracción rápida) con una resistencia "profesional" para mantener el ritmo de carrera (fibras intermedias/fibras lentas). Por estos motivos, es un error conceptual común pensar que el caballo de NH es un fondista puro. Federico Tesio mismo había conceptuado al caballo de obstáculos como a un "millero" preparado para el fondo.

El agotamiento empuja al caballo a saltar de forma deficiente. El salto deficiente -por inhabilidad del caballo, del jinete, o por cansancio- expone a pérdidas extra de energía (recomposición urgente de equilibrio), de tiempo, a rodadas y lesiones.

Si analizamos a los punteros furiosos o a peleas desenfrenadas por la punta en una carrera steeplechase (es decir, con obstáculos de envergadura) generalmente el agotamiento extremo se manifiesta tropezando con el último o anteúltimo salto. Habría que tener en cuenta que, en muchos de estos casos, los jockeys han calculado mal los saltos en relación a la carga energética crítica del caballo, en su afán de no perder el ritmo de carrera. Tony McCoy, el jockey más famoso de NH en el mundo, aseguró en su autobiografía: "gran parte de las caídas en las carreras de NH son por culpa del jockey". Por supuesto, esto no incluye a los accidentes producidos por lesiones.

El último tramo de toda carrera de NH es llano, donde se hace fundamental tener una reserva energética final para tolerar las atropelladas rivales, o para efectuar la propia. Como en toda carrera de resistencia, generalmente las distancias finales entre los caballos son más grandes que en otras carreras.

Método de entrenamiento. Los caballos de NH necesitan basar su entrenamiento en la resistencia pero también en el salto. Para lo primero, realizan galopes durante largos trayectos; mientras que para lo segundo, realizan saltos sobre obstáculos generalmente de moderada a mínima dificultad, en un tren de velocidad relajado.

Las lesiones. Son más frecuentes que en las carreras llanas. La combinación de carrera con el salto (detonante más importante) y el consecuente cansancio (impresición muscular que compromete la correcta distribución de fuerzas en el aparato locomotor), desgraciadamente aumenta la probabilidad de lesiones. Sin embargo, deben señalarse dos atenuantes: el ritmo de galope (50km/h contra 60-65km/h de las llanas) y luego que estos caballos no han compitido a los dos años, preservando su aparato locomotor en un período sumamente vulnerable. La excepción obvia a ésto, es que el SPC originalmente haya corrido en llanas. Un estudio publicado por el Departamento de Veterinaria Clínica de la Universidad de Liverpool (Veterinary Journal, 2004 (Vol. 167) (No. 1) 45-52) basado en el seguimiento de dos hipódromos de obstáculos durante los años 2000 y 2001, arribó a la conclusión que por cada 1000 carreras corridas, se lesionan 29 caballos.

En otras palabras, la probabilidad de que un caballo sufra una lesión en una carrera de obstáculos es de 2.9%. Las lesiones más frecuentes ocurren en el sistema suspensorio del miembro torácico del caballo. También se determinó que las lesiones y otras situaciones médicas, se relacionan, en su mayoría, a la velocidad de la carrera (siempre vinculadas al tiro, por ello vemos que las carreras de NH tienen tiros muy largos comparados al turf) como así también a la conformación del pie, que es el encargado de absorber los impactos contra el piso. En las carreras de Hurdles (barreras), las rodadas son mucho menos comunes que en el steeplechase (sobre vallas).

Las Leyendas. Desert Orchid y Red Rum son las mayores leyendas del National Hunt. Por ejemplo, en el café del National Stud de Newmarket (el haras estatal inglés) se puede ver un orgulloso cuadro de Desert Orchid, Dessie para la gente, como signo de lo presente que se mantiene en la memoria del aficionado este legendario tordillo, ganador del King George Chase VI en cuatro ocasiones (1986, 1988, 1989, 1990) la Cheltenham Gold Cup (1989, con 10 años) y el Irish Grand National (en 1990, la mayor carrera irlandesa). Muchos lo consideran aun mejor que Red Rum, el excepcional ganador de tres Grand National (1973, 1974, 1977, el último con 12 años) y del Scottish National (1974). Ninguno actuó de padrillo, ya que eran animales castrados, pero eso no evitó que tuvieran un retiro con todos los honores. Ambos murieron a una avanzada edad para un caballo, a los 27 años Desert Orchid, y a los 30 años Red Rum.

TONY MCCOY, el gran campeón de NHEL JOCKEY de National Hunt
El jockey de obstáculos puede permitirse ser bastante más pesado que en el turf, ya que la escala de pesos es mucho más elevada (aumenta aproximadamente en diez kilos, debiendo pesar la mayoría entre 60 y 66kg) no obstante, existen muchos jockeys con problemas de peso, ya que jinetes altos se animan a ingresar a este deporte por dar con los kilos. Por ejemplo, el legendario Tony McCoy, multicampeón de Gran Bretaña, mide 1.79m, lo que sigue siendo partícularmente alto para el NH, y tiene muchas dificultades para entrar de 65kg. Es común que muchos jinetes que no logran mantener el peso para carreras llanas, se pasen a las de obstáculos.

A pesar de ser más peligroso que el turf (la estadística indica una caída por cada 10 carreras corridas; aunque otras fuentes señalan 1 cada 16) no es tan lucrativo, aunque los jockeys destacados tienen un buen pasar. En Inglaterra, por correr cobran 103.25 libras, sumado al clásico porcentaje por llegar dentro de los puestos rentables, pero también algunos son contratados por las caballerizas, teniendo un sueldo aparte. En el Japón, mientras un jockey de llanas cobra un reducido 5% del premio, para los jockeys de NH se admite un 7%.

Una ventaja respecto de las carreras llanas es que la gran mayoría de las rodadas del NH se dan por fallos en el salto, donde la velocidad es menor y el jinete está más mentalizado.

Jockey Condicional. Es el modo en que en el NH se denomina a los jockeys aprendices, en los que se compensa su inexperiencia con beneficios de descargo, es decir, de que porten menos peso en el lomo sus dirigidos. Un jockey profesional no recibe esta ventaja. En Gran Bretaña, el sistema es el siguiente: de 0 a 15 carreras ganadas, el condicional descarga 7 libras (3.1kg) de 16 a 30 descarga 5 libras (2.2kg) y por último, de 31 a 75 descarga 3 libras (1.35kg). Al cumplir las 75 victorias, el condicional pasa a ser jockey profesional y no posee más el beneficio del descargo. Automáticamente, un jockey deja de ser condicional al cumplir los 27 (o 26, según la fuente) años de edad. En las carreras llanas, este corte de privilegios ocurre unos años antes.

El retiro. El retiro de un jockey de obstáculos es más precoz que el de un jockey de llanas, ya que físicamente estas carreras son más exigentes. Los largos tiros, los saltos, y también, la frecuencia de los accidentes, son los motivos principales (podría agregarse el peso, también). Por ejemplo, en Gran Bretaña, estadísticamente el retiro de un jinete de obstáculos suele ser a los 35 años de edad, contra los 40 años de uno de llanas.

Pesos. Conversor de unidades de peso utilizadas en Inglaterra: 1 st (stone)=14 libras=6.35kg siendo 1 libra=0.453kg.

LOS HIPODROMOS

Para el NH se precisan pistas grandes, ya que los tiros son muy largos y las caídas son comunes. La pista de Aintree es el hogar del Grand National, mayor cotejo de obstáculos del mundo (dos vueltas a la pista para completar 7242m, que incluyen 30 obstáculos). El obstáculo más difícil es el llamado popularmente "Canal Turn"; una vez superado, hay que virar en ángulo de 90 grados hacia el que sigue. Desde la última valla hasta el disco, la recta es de 450 m aproximadamente.

Los costos organizativos. El montaje de obstáculos y la necesidad de una mayor cobertura médica hacen que las carreras de obstáculos en esos puntos sean más caras que las llanas. Además, en las llanas los caballos pueden competir más seguido.

LAS LARGADAS
En las carreras de obstáculos se larga como en el turf se hacía de antaño, sin partidores, empleando una cinta elástica que se alza liberando el paso a los competidores, o bien sólo bajo la señal del starter. En las carreras de obstáculos australianas o en las japonesas, se larga con partidores.

LAS CARRERAS
Las carreras en NH se clasifican del 1 al 7; siendo el grado 1 el mejor y el 7 el peor. El grado 1 incluyen a las carreras clásicas y a los listados (igual que en el turf, están las carreras de grupo 1, 2 y 3). También están los handicaps.

Las grandes carreras.
 
Grand National (Inglaterra): 7242m, 30 obstáculos. Dificultad: máxima; obstáculos grandes, rígidos; numerosos caballos aumentan la peligrosidad.

Velka Pardubice (República Checa): 6900m, 31 obstáculos. Dificultad: muy elevada, trazado complejo, dificultades en el terreno, saltos combinados. Algunos obstáculos son suicidas, como el llamado "taxi" de la recta final (un salto con desnivel en el terreno de acepción del caballo de 2 metros).

Grand Steeple-chase de París (Francia): 5800m, 23 obstáculos. Dificultad: moderada, saltos moderados.

Cheltenham Gold Cup (Inglaterra): 5331m, 22 obstáculos. Es la prueba cúlmine del Cheltenham Festival, el mayor festival de obstáculos inglés.

Nakayama Grand Jump (Japón): 4250m, 12 obstáculos. Dificultad: moderada, saltos moderados, más que en el Steeple-chase de París. Pronunciados desniveles de terreno.

Artículo e investigación: Miguel Almanza. Abril 2008 (más sucesivas actualizaciones).

Leyendas equinas: Bélicas: Copenhagen (1809-1836)

Arthur Wellesley (Duque de Wellington), considerado uno de los más grandes militares ingleses, fue el jinete de este caballo que adquirió inmortalidad histórica por su participación en la célebre batalla de Waterloo, donde Napoleón y su caballo Marengo fueron capturados. Napoleón sería entonces exiliado a la Isla Santa Elena en forma permanente y se pondría fin a toda una era del imperio franco

Copenhagen montado por el Duque de Wellington

Copenhagen es el caballo que montó el Duque de Wellington en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815.

Nacido en 1809, hijo de Meteor, un modesto caballo de carreras que fue segundo en una carrera en Derby de 1786. Copenhagen fue retirado pronto de las carreras y enviado con el ejército británico a la Guerra de la Independencia (llamada en Inglaterra la Guerra Peninsular). Wellington lo compró en 1813. Era de pelo castaño y medía 152 centímetros en la cruz.

Ebenezer Cobham Brewer refiere que Wellington lo montó durante todo el día de la batalla de Waterloo, unas 20 horas (de 4 a.m. a 12:00 p.m.).

Después de Waterloo el caballo paseó durante 20 años en los pastos de Strathfieldsaye, que formaban parte del regalo al vencedor de Napoleón hecho por el gobierno británico. Copenhagen murió longevo, en su establo, ya ciego, con 27 años y fue enterrado con honores militares. Wellington que no estuvo sentimental con el caballo, si eligió el sitio donde debía enterrarse, cerca de donde murió. Aún hoy se conserva la lápida.

Como homenaje a su caballo, el Duque de Wellington dijo que “puede haber habido muchos caballos más rápidos y sin duda muchos más bellos, pero nunca vi uno tan resistente”.

Fuente: Wikipedia (versión española)

Leyendas Equinas: Historia: Incitatus (siglo I dC)

Por M.A.

Incitatus (del latín, "Impetuoso") fue el caballo preferido de Calígula (12-41 dC), emperador romano que gobernó de forma delirante el Imperio desde el año 38 dC hasta el momento de su muerte.

Ha sido a la fecha el caballo más rico de la historia y el único, hasta lo que se sabe, que habría ocupado un cargo gubernamental, designado por su peculiar propietario.

Durante aquellos tiempos, cada año Roma importaba aproximadamente 10,000 equinos desde Hispania (actual península ibérica), incluyendo, como en el caso de Incitatus, los destinados a las carreras. En el Imperio, éstas gozaban de una inmensa popularidad y llegaron a ser una de las mayores atracciones del circo. Con el advenimiento del cristianismo (bastante posterior a Calígula, en el siglo III dC) las carreras fueron censuradas, como parte de las razones, al notar que el pueblo prefería concurrir los días festivos a ellas antes que a las ceremonias religiosas.

Incitatus participaba en competiciones disputadas en el hipódromo de Roma (Circus Máximus), del cual en la actualidad sólo se conservan algunas ruinas dentro de un predio que se ha transformado en un parque llano. El día antes de cada carrera, se dice que Calígula dormía junto a su caballo para asegurarse del buen descanso de su deportista, y además había establecido por decreto que la ciudad debía mantener un silencio general, so pena de muerte a quien lo incumpliese.

Según se cree, Incitatus sólo perdió una carrera en su vida, lo cual disgustó mucho a emperador, el cual mandó a matar "lentamente, para que sufriera" al auriga que lo condujo.

Los aurigas equivalían a los jockeys o más específicamente a los drivers de la actualidad, ya que conducian sobre carros. Las carreras montadas no tuvieron un status importante sino al final del Imperio Romano.
Generalmente el origen del auriga se encontraba en la esclavitud, aunque la fama que llegaban a adquirir era tal, que obtenían su libertad y en muchos casos se volvían ricos. El hispanorromano Cayo Apuleyo Diocles (104 dC- después de 146dC) fue el auriga más famoso de la historia y el deportista mejor pago de la antigüedad. A diferencia de la mayoría de los aurigas de éxito, que solían morir jóvenes, pudo sobrevivir a la peligrosa profesión y retirarse con todos los honores.

Retornando a Incitatus, lo que convierte en peculiar esta historia fue su enorme fortuna. Su dueño primeramente mandó a construirle para uso exclusivo una caballeriza de mármol con comederos de marfil. Pronto, a ésto le agregó una casa con jardines, y, según algunas fuentes, 18 sirvientes le fueron destinados para su contínuo cuidado. Se lo cubría por las noches con mantas de color púrpura, el tinte más caro de la Antigua Roma, reservado a la realeza, y se lo decoraba con un collar de piedras preciosas.

Tiempo después, llegó el ascenso a la política. Calígula nombró a su caballo Cónsul de Bitina, en un acto de interpretación controversial. Originalmente, los historiadores pensaban que tal nombramiento obedecia a la demencia del emperador, sin embargo, algunos revisionistas, como Anthony Barret, sostienen que se trató de una demostración sarcástica cargada de desprecio por parte de Calígula hacia sus serviles senadores, a los cuales odiaba. Otros, simplemente ponen en duda que haya sido cierto: la crítica política de los textos romanos antígüos siempre atacaba a los líderes considerándolos dementes y poniéndolos en ridículo.

No siempre Calígula gobernó de forma delirante. Las primeras etapas de su gobierno fueron positivas, o al menos, sus actos de demagogia económica calzaron bien con el pueblo y los militares. Hasta que cayó enfermo. Luego de ello, su dirección se desvirtuó y comenzó el caos, los despilfarros y la hambruna de la gente.
El fin de Calígula fue tan violento como gran parte de su vida. Fue asesinado a los 28 años en una conspiración organizada, en parte, por sus propios senadores y la guardia pretoriana.
Ninguna de las fuentes históricas sobrevivientes lo relata de forma favorable: en todos los casos se centran su crueldad, perversión sexual y extravagancia.

Podotroclear.com- Pasión por el caballo

Leyendas Equinas: Bélicas: Marengo (1793-1831)

Se trató del caballo favorito de emperador Napoleón I de Francia (Napoleón Bonaparte) reconocido como uno de los más importantes estrategas militares de la historia

Napoleón en 1801, según el artista Jacques-Louis David (1748-1825). Se cree que el tordillo es Marengo.

Este pequeño pero resistente tordillo de raza árabe (su alzada rondaba 1,45m) fue la monta de Napoleón durante las batallas de Austerlitz (1805), Jena-Auerstedt (1806), Wagram (1809), y la célebre batalla de Waterloo (1815). El caballo fue herido en ocho ocasiones y hasta sobrevivió la recordada retirada de Moscú en 1812, batalla en donde, como anécdota, se cuenta que el tordillo se asustó ante una liebre en aquel terrible invierno ruso, y terminó tirando de la montura al emperador francés. Aquello fue tomado como una premonición de la futura derrota.

Importado a Francia en 1799, a la edad de seis años, Marengo era descripto como un caballo fuerte, valiente y de gran resistencia física y mental, que podía galopar en cinco horas el trayecto de 129km que separa a Valladolid de Burgos, y que frecuentemente cubría 80km en forma veloz, entre Viena y Semering. El tamaño y carácter de este ejemplar era ideal para un jinete bajo y regordete como Napoleón, que por cierto no era el más elegante arriba de la montura (según citas del General de Caulaincourt, maestro de caballerías) y que también solía ser rudo con los caballos.

Finalmente, sus días junto a Napoleón acabaron tras la batalla de Waterloo. Allí, el famoso tordillo fue capturado por el ejército inglés, y Lord Petre lo llevó a Inglaterra, deonde el General Angerstein (de la Guardia de Granaderos) lo compró. Con 27 años, Marengo fue dispuesto como padrillo del haras New Barnes en donde prestaría servicios sin mucho destaque.

A los 38 años, una edad realmente avanzada para un caballo, Marengo murió. Su esqueleto aún se exhibe en el Museo Nacional de la Armada de Sandhurst, aunque versiones modernas han puesto en discusión de que se trate del Marengo real. Uno de sus cascos fue utilizado para hacer una tabaquera para el General Angerstein.

El supuesto esqueleto de Marengo, exhibido en el National Army Museum (Foto: national-army-museum.ac.uk)

Miguel Almanza

Leyendas Equinas: Bélicas: Babieca (siglo XI)

Babieca fue el caballo del hidalgo y guerrero castellano Rodrigo Díaz de Vivar, conocido como El Cid campeador y que llegó a dominar prácticamente todo el oriente de la Península Ibérica, a finales del siglo XI.

Monumento al Cid Campeador montando a Babieca. Se encuentra en Burgos, España

Aunque su raza no está clara, algunos dicen que se trataba de un caballo andaluz blanco. Otros, sin embargo, creen que era de origén leonés, concretamente de la comarca de Babia (de ahí su nombre Babieca). Otras fuentes citan que tal nombre le viene por ser un ejemplar de mal porte, feo en apariencia, ya que "Babieca" es una antigua expresión que en castellano significa "feo, tonto o soso". En el segundo caso, probablemente fuera un caballo de raza asturcona.

Le fue regalado por el rey Alfonso VI de León y Castilla como recompensa a sus servicios. Dicen algunos textos que al elegir a ese caballo, su tío exclamó ¡Babieca! y le pidió que eligiera otro caballo de sus establos. Sin embargo, el Cid le puso ese nombre, y se quedó con él, pues consideraba que a pesar de no ser un caballo vistoso, valía más que los hermosos caballos que estaban en la cuadra.

Realmente, la procedencia de Babieca no está clara, de hecho José Amador de los Ríos da una versión diferente a la del cantar. Según él, fue el padrino del Cid quien le ofreció que escogiera un potro de sus yeguas francesas; y al ser el elegido un ejemplar feo y sarnoso, le increpó: "Mal escogiste babieca!"; a lo que Rodrigo respondió: “Babieca se llamará y será buen caballo”.

Bien le entrenó que aún sin riendas le gobernaba y enderezaba donde quería. También le impuso a que no se detuviese en la carrera cuando descargaba el golpe contra los moros. Sin embargo, si atendemos a lo escrito en el cantar, hallamos varios términos que podrían apostar por su procedencia sevillana; Pablo Gredilla interpreta “caballo corredor” con procedencia árabe, teoría apoyada desde el Carmen Campidotoris: “corre más que el viento y salta mejor que un venado”. Pero también aparece el término “caballo grueso y corredor”, características que solo reúne el español, que sería el actual andaluz, de airoso andar y potente empuje.

La verdad podría encontrarse en el equilibrio entre ambas, es decir, Babieca tendría sangre árabe y española; esto sería posible ya que en siglos anteriores se habían exportado ejemplares de genética española/andaluza al norte de África como elemento mejorante y ya en la época del Campeador, el resultado no se distinguía de las sangres puras. La vida literaria de Babieca comienza así:

Por nombre el cavallo Bavieca cabalga,
Fizo una corrida, ésta fo tan estraña,
Quando ovo corrido, todos se maravillavan;
Des día se preçió Bavieca en quant grant fo España.

-versos 1588 a 1591-

Según la leyenda, fue el caballo sobre el que la esposa de El Cid montó el cadáver de éste para hacer creer a sus enemigos que seguía vivo. Después, Babieca no volvió a ser montado y murió dos años más tarde a la inusual edad de 40 años. Fue enterrado en algún lugar del Monasterio de San Pedro de Cardeña, a 10 km de Burgos, cercano a la localidad de Castrillo del Val.

Fuente: Wikipedia (edición en español)

Leyendas equinas: Bélicas: Palomo (1816 aprox-1829)

Se trató del caballo preferido del célebre libertador de las Repúblicas de Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela y quien lo acompañó en buena parte de sus máximos triunfos

Simón Bolívar montando a Palomo. Retrato de Arturo Michelena (1863-1898)

La historia se remonta a 1814, cuando el Libertador Simón Bolívar (1783-1830) se dirigía en una travesía desde Venezuela a Colombia. Con un caballo que ya no estaba en condiciones de continuar, tomó unos días de descanso en el poblado de Santa Rosa de Viterbo (actualmente departamento de Bocayá, Colombia) mientras realizaba gestiones para obtener una cabalgadura más adecuada para proseguir. Fue así que encontró una yegua tordilla que le impactó poderosamente, propiedad de unos campesinos del lugar, llamados Juan y Casilda.

A pesar de la insistencia de Bolívar en comprar la yegua, el matrimonio se negó rotundamente. La razón, algo supersticiosa, fue que la mujer había soñado unos días antes que esa yegua paría un potrillo que sería regalado a "un general ganador de muchas batallas" y su marido, Juan, aseguró que siempre los sueños de su mujer se cumplían .

Un par de años más tarde, en 1819, tras uno de los triunfos de Bolívar en batalla, apareció Juan, el campesino de Santa Rosa de Viterbo, con un potrillo tordillo de físico llamativo. Le dijo: "El general que vio mi mujer en el sueño era usted".

El caballo se ha descripto como un animal de una importante alzada y de una larga cola que llegaba hasta el piso. Bolívar lo llamó "Palomo Blanco", aunque más popularmente pasó a la historia simplemente como "Palomo". Con éste animal y tras diversas batallas, Bolívar selló el 24 de junio de 1821 la liberación de Venezuela.

El año 1826 pondría fin a la relación entre Palomo y el prócer. El mariscal Andrés Santa Cruz (1792-1865), presidente de Bolivia y uno de los militares que lo había acompañado durante largo tiempo en sus campañas, se lo pidió como regalo y Bolivar se vio obligado a obsequiarlo. Otras fuentes señalan que el ejemplar había sido prestado.

No mucho más duró el animal, y lejos de los campos de batallas y las proezas junto al Libertador, murió en 1829, en la Hacienda Mulaló (actual municipio de Yumbo, en el Valle de Cauca, Colombia). Fue enterrado al lado de una capilla y sus herraduras se conservan y exhiben actualmente en el Museo de Mulaló.

Un año después, el 17 de diciembre de 1830, Bolívar muere por enfermedad a los 47 años de edad en Santa Marta, Colombia. Aunque fue sepultado originalmente en la Catedral de Santa Marta, varios años después, en 1842 y siguiendo el mandato de su testamento, sus restos serían trasladados a su Venezuela natal para ser inhumados en la Catedral de Caracas. Actualmente y desde 1874, la sepultura de Bolívar se encuentra en el Panteón Nacional de la Parroquia de Altagracia, también en Caracas, destino final de muchos personajes destacados de la historia de ese país.

Otros caballos de Bolívar
Palomo no fue el único caballo que Simón Bolívar empleó en grandes batallas. Según nos relata el Dr Osvaldo Alejandro Pérez* en su libro "Vida de Ilustres Caballos" (editado por la FVA en 2005), a través de las extensas campañas del prócer, en el Perú montó a Pastor y a Fraile; en la Batalla de Boyacá (7 de agosto de 1819), en Colombia, a Muchacho; y por último, en Venezuela a Mosqueado, Pájaro y Morcillo, obsequios otorgados por el General Manuel Cedeño, el general José de Canterac y el Marqués de Toro, respectivamente. Se dice que Bolívar gustaba de cuidar especialmente a sus caballos y era bastante exigente con su pulcritud (ya lo era mucho con la propia). Como dato aparte, hay pruebas que testimonian su afición por las carreras de caballos (Carta de Mary Greenup dirigida su marido, donde relata brevemente una tarde de carreras junto a Bolívar. Fechada en 1827, Bogotá)**.

Miguel Almanza

Fuentes:
anecdotashipicas.net
Wikipedia
"Vida de Ilustres Caballos" Dr Osvaldo A. Pérez (fragmento reproducido en veterinariaargentina.com)
*Osvaldo Alejandro Pérez ha sido el mayor historiador de la veterinaria en la Argentina. Médico Veterinario y Licenciado en Historia, ha escrito numerosos libros y publicaciones.
**Referencia completa: puede encontrarla en anecdotashipicas.net, donde figura la carta transcripta.

El Dr Mario López Oliva, a través de su programa "Caballos y Opinión", habló del proyecto del uso de la fusta (06/06/13)

En su excelente programa "Caballos y Opinión", el Dr Mario López Oliva habló sobre el proyecto de la EJAJC sobre la adecuación del uso y estructura de la fusta, que busca proteger a nuestros caballos del abuso del látigo, tanto así como del dolor que produce, adecuando a las concepciones modernas básicas de bienestar animal, que esperemos, se implemente pronto.
Los programas del Dr López Oliva pueden seguirse desde aquí.

PROYECTO SOBRE EL USO DE LA FUSTA EN LOS HIPODROMOS MAXIMOS DE ARGENTINA (03/06/2013)

Dicho proyecto se presentó a las autoridades hipicas a mediados de 2013. Fue elaborado por el director de la EJAJC, Héctor Libré, y uno de sus colaboradores directos, el Sr. Juan Suchecki, tomando como base al modelo británico que rige actualmente. Se desarrolla el proyecto a continuación: 

"En adhesión a la Autoridad Británica del caballo de carreras, el cuidado de la salud del caballo y en busca de un perfecto espectáculo de carreras. Mediante el presente, se informará el reglamento rigente desde el mes de octubre de 2011 en el Reino Unido.

Dicho reglamento ha sido modificado y adaptado a la actividad hípica en nuestro pais, el cual se cita debajo.

Adaptación del reglamento del uso del latigo en el Reino Unido, para los Hipódromos maximos de Argentina. 

El jockey, para la corrección del caballo, deberá:

-Mostrar la fusta al animal, dándole tiempo a que este responda, antes de pegarle.
-Nunca sorprender al caballo de un golpe.
-Mantener ambas manos en las riendas cuando paletée.
-Abanicar la fusta, a la par del movimiento del animal, para mantener su línea.

Características de la Fusta:
-El mínimo diámetro será de 1 centímetro.
-El largo máximo total permitido es de 76 centímetros.
-El largo máximo de la sotera, 20 centímetros.
-El ancho de la sotera, es entre 3 y 4 centímetros.
-La sotera no puede tener ningún tipo de refuerzo.
-El área de impacto de la sotera deberá ser lisa y debe estar fabricada de una superficia absorbente.

Cantidad de golpes permitidos:
-El jockey, no puede golpear al animal, más de 15 veces durante la carrera.
-En los últimos 200 metros de carrera, se puede pegar solamente 5 veces al animal.

Sanciones:
-Por causar heridas.
-Por golpear al animal pegando por sobre la linea del hombro.
-Por pegarle al caballo sin darle tiempo de respuesta, salvo momentos de peligro.
-Por golpear caballos:
--Que no muestran respuesta.
--Desconectados de la carrera.
--Que son claros ganadores.
--Que han cruzado el disco.

El jockey
Sólamente puede hacer del uso de la fusta, en los cuartos y bajo el hombro del animal, en ésta última solo empuñando el látigo con la punta de la sotera hacia abajo.

Penalizaciones:
-En primer lugar, se llamará la atencion del profesional que no cumpla con cualquier punto del reglamento.
-De repetirse la acción, o romper gravemente con las reglas, se multará al profesional con un "x" monto de dinero.
-Para aquellos jockeys que han sido multados y vuelvan a ir contra al reglamento, la penalización será de una reunión de suspensión.
-Por última instancia, dado el caso de que un jockey previamente suspendido, repita el mal uso de la fusta, se suspenderá al jockey con el número de golpes de más al animal, siendo 1 reunion por cada latigazo.

Acontecimientos
El jockey italiano, Lanfranco Dettori, reconoce no estar orgulloso de haber actuado en contra del reglamento tras haber utilizado el latigo en 24 ocaciones en los últimos 200 metros sobre el ejemplar Rewilding en el hipódromo de Ascot, Inglaterra. Razón por la cual fue suspendido 9 dias. Además agrega que estas nuevas normas son para el total beneficio de nuestro deporte.

Victorias de la EJAJC al 14 de Marzo de 2013


Ranking de egresados de la EJAJC por número total de carreras ganadas, al 14 de marzo de 2013

Jockey Categoría  Carreras
Comunes
Hcp Clás Gr Total
#1 Zacarías, Anselmo JProf (2007)  565 43 14 9 631
#2 Villagra, Juan Cruz JProf (2009)  465 34 9 13 521
#3 Carrizo, Pablo JProf (2007) 331 11 4 6 352
#4 Corrales, Francisco JProf (2007) 313 17 1 10 341
#5 Alderete, Osvaldo JProf (2010) 229 9 6 1 245
#6 Costa, Juan Cruz JProf (2011) 116 13 3 1 233
#7 Torres, Esteban JProf (2007) 118 7 4 0 229
#8 Halier, Eduardo JProf (2009) 196 8 2 0 206
#9 Villarroel, Omar JProf (2007) 180 2 0 0 182
#10 Moreyra, Wilson JProf (2012) 161 3 0 0 164
#11 Pereyra, Ramón JProf (2009) 152 4 4 0 160
#12 Jorge, Julio César JProf (2007) 138 0 6 1 145
#13 Marrades,Walter 
Maximiliano**
JProf (2011) 143 2 1 0 146
#14 Miguez, Enrique JProf (2009) 136 6 0 0 142
#15 Sandoval, Carlos JProf (2006) 134 5 0 0 139
#16 García, Jerónimo J. JProf (2013) 126 0 3 0 129
#17 Oger, Jonatan Ap-2 117 1 1 0 119
#18 Jarcovsky, Facundo* Ap-2 110 4 0 2 116
#19 García, Dario N. Ap-2 108 6 0 0 114
#20 Barroso, Fabricio Ap-2 107 1 0 0 108
#21 Mirón, Emiliano Ap-2 100 2 1 0 103
#22 Cabrera, Carlos Ap-2 101 1 0 0 102
#23 Fernández, Néstor Ap-2 92 1 6 1 100
#24. Fernández, Leandro Ap-3 89 5 1 0 95
#25. Davancens, Rodolfo Ap-3 90 0 0 0 90
#26. Cabrera, Luciano Ap-3 89 0 0 0 89
#27. Fleitas, María* Ap-3 82 1 0 0 83
#28 Argüello, Jorge C. Ap-3 79 0 0 0 79
#29 Morales, José Luís Ap-3 73 1 0 0 74
#30 Meléndez, Miguel* Ap-3 73 0 0 1 74
#31 Gómez, Gonzalo R. Ap-3 72 0 0 0 72
#32 González, Martín Ap-4 53 0 0 0 53
#33 De la Cal, Luciano* Ap-4 42 1 0 0 43
#34 Sánchez, José M. Ap-4 42 0 0 0 42
#35 Lacorte, Néstor Ap-4 37 0 0 0 37
#36 Baldo, Damián Ap-4 25 0 0 0 25
#37 Scaldaferri, María Ap-4 23 0 0 0 23
#38 Coronel, Fabricio Ap-4 6 0 0 0 6
#39 Torres, Lorena* Ap-4 5 0 0 0 5
#40 Retorto, Gustavo Ap-4 1 0 0 0 3
#41 Figueroa, Jonatan* Ap-4 1 0 0 0 1

TOTALES
5322 189 65 45 5621

Reseñas:
* Jinetes retirados de la actividad.
**Actuando en Tucumán.

Otros rankings
Ver ranking 2012
Ver ranking 2011
Ver ranking 2010
Ver ranking 2009
Ver ranking 2008
Ver ranking 2005

RANKING EJAJC 2013

RAKING 2013 por carreras ganadas al 31 de diciembre inclusive.

#1-Villagra, Juan Cruz (230)
#2-Carrizo, Pablo (83)
#3- Coronel, Fabricio (87)
#4-Cabrera, Luciano (78)
#5-García, Darío Nicolás (77)
#6-Alderete, Osvaldo (67)
#7-Bellocq, Gonzalo (63)
#8-Páez, Alexis (52)
#9-Moreyra, Wilson (49)
#10-Zacarías, Anselmo (43)
#11-García, Gerónimo Joaquín (43)
#12-Costa, Juan Cruz (33)
#13-Retorto, Gustavo (33)
#14-José Maximiliano Sánchez (28)
#15-Torres, Esteban (25)
#16- Barroso, Fabricio (23)
#17-Corrales, Francisco (22)
#18-Scaldaferri, María (12)
#19-Lacorte, Néstor (12)
#20-Fernández, Leandro (11)
#21-Pereyra, Ramón (10)
#22-Halier, Eduardo (9)
#23-Mirón, Emiliano (7)
#24-Argüello, Jorge César (7)
#25-Villarroel, Omar (6)
#26-Morales, José Luís (6)
#27- Davancens, Rodolfo (5)
#28-Cabrera, Carlos Víctor (4)
#29-Robledo, Roberto (4 / alumno)
#30-Oger, Jonatan (2)
#31-Fernández, Néstor Fabián (1)

TOTALES de victorias OFICIALES desde la reapertura de la EJAJC 2004:
Datos hasta el 31/12/13 inclusive

#1-Zacarias, Anselmo (742)
#2-Villagra, Juan Cruz (699)
#3-Carrizo, Pablo (425)
#4-Corrales, Francisco (363)
#5-Alderete, Osvaldo (298)
#6-Torres, Esteban (246)
#7-Costa, Juan Cruz (228)
#8-Moreyra, Wilson (206)
#9-Halier, Eduardo (204)
#10-Villarroel, Omar (194)
#11-Cabrera Luciano (167)
#12-Pereyra, Ramón (166)
#13-García, Joaquín Jerónimo (153)
#14-Marrades, Walter Maximiliano (143 / Tucumán)
#15-Miguez, Enrique (142)
#16-Jorge, Julio César (142+ / Uruguay)
#17-Sandoval, Carlos* (141+ / Emiratos Arabes Unidos)
#18-Oger, Johnathan (121)
#19-Jarcovsky, Facundo (118)
#20-Barroso, Fabricio (117)
#21-Fernández, Leandro (103)
#22-García, Darío Nicolás (119)
#23-Fernández, Néstor Fabián (98)
#24-Mirón, Emiliano (94)
#25-Cabrera, Carlos (89)
#26-Davancens, Rodolfo (89)
#27-Coronel, Fabricio (88)
#28-Argüello, Jorge César (87)
#29-Fleitas, María (84 / Licencia por embarazo)
#30-Morales, José Luís (81)
#31-Meléndez, Miguel (74+ / Estados Unidos)
#32-Gómez, Gonzalo R. (72 / Retirado)
#33-Páez, Alexis (53)
#34-Bellocq, Gonzalo (64)
#35-De La Cal, Luciano (44)
#36-Sánchez, José Maximiliano (63)
#37-Lacorte, Néstor (41)
#38- Retorto, Gustavo (33)
#39-Baldo, Damián (29)
#40-Scaldaferri, María (28)
#41-Torres, Lorena (5 / retirada)
#42- Robledo, Roberto (4 /alumno)
#43- Castro, Ezequiel (1 /alumno)

Aprendices: proyecto para cambiar el regimen vigente (29/03/13)

"Estamos abiertos a escuchar a la gente, a que nos den su parecer y también sus sugerencias, porque lo único que perseguimos es el bienestar de los jockeys y entendemos que hay muchas personas capacitadas para aportar ideas que nos permitan mejorar esta propuesta", asegura el titular de la Escuela de Aprendices con total humildad

Por: PABLO GALLO
Ver nota en Pura Hipica cliqueando aquí

En diálogo con Pura Hípica, el ex piloto Héctor Libré, actual Director de la Escuela de Aprendices del Jockey Club de San Isidro, se explayó sobre los alcances del cambio de reglamentación que su entidad propone en beneficio de los jinetes.

"Lo principal es modificar la suma de 120 carreras ganadas para obtener la patente de jockey profesional", desliza el "Galgo", y agrega que "de este modo se ampliarán las posibilidades de trabajo para todos los chicos, teniendo en cuenta que salvo algunos pocos, cuando pasan a descargar 2 kilos empiezan en su mayoría a ser dejados de lado".

El plan incluye 2 años de aprendizaje en la Escuela, y un lapso similar en calidad de aprendices, éste dividido en dos temporadas con respectivos descargos de 4 y 3 kilos. Por otro lado, Libré agrega que el propósito tiende también a asegurar las fuentes "para los jockeys nacidos en Argentina, y que así tengan más chances de competir en igualdad de condiciones, como de forjar un futuro propio".

El proyecto, presentado ya en dos ocasiones a las autoridades de San Isidro, lleva la firma de Libré, de Víctor "Vacuna" Sabín y del profesor Diego Davide, y reza lo siguiente: Proyecto cambio de reglamentación del pase a jockey

1.) Cambiar la suma de 120 carreras ganadas.
2.) El tiempo estipulado para recibirse de jockey será de dos años.
3.) Se dividirá en dos categorías, serían 1ra. y 2da.
4.) En la primera categoría se descargan 4 kilos y durará 1 año. En la segunda categoría se descargan 3 kilos y durara el otro año. La categoría de 2 kilos desaparecerá ya que es donde los aprendices comienzan a ser dejados de tener en cuenta.
5.) Se contarán los dos años a partir de su primera victoria en San Isidro, Palermo o La Plata, sólo se descontaran los días que un accidente los margine de la profesión. No así las sanciones. Se recibirán de jockey transcurridos los dos años, ganen la cantidad de carreras que ganen, ya sean más o menos de las 120 que anteriormente se debían ganar.
6.) Es idea de este proyecto implementar una retención de las comisiones que le correspondan al aprendiz, quedando a discusión el tratamiento de este punto, siendo este un tema muy importante que deben tratar los expertos, abogados, contadores, etc.

OBJETIVOS 
1.) Los jockeys tendrían 4 años de aprendizaje. Dos en la escuela y dos como aprendices, en vez de tener sólo los 2 de escuela y los pocos meses que les lleva para recibirse de jockeys, ya que de los 15 ya recibidos, ninguno superó el año y medio para recibirse, dando un promedio de 10 meses.
2.) Que se dediquen más al trabajo, dado que sí o sí a los dos años se reciben de jockeys, y no seguirán teniendo el beneficio de los kilos.
3.) El pedido de dos años va de la mano con los dos años que dura el curso de la escuela, eso hace que nunca van a faltar aprendices.
4.) Al tener el doble de tiempo de aprendizaje, podrán aprender mucho más que los anteriores. Además las relaciones con los cuidadores y propietarios serán más estrechas, ya que se van a conocer más, creando un mejor vínculo entre los tres y serán más conocidos al recibirse.
5.) Los dos años producirán una decantación lógica, y aquellos que no tengan la suerte de ganar muchas carreras pasaran a ser excelentes galopadores, evitando así tener que crear una escuela de los mismos. Los dos años permiten mejorar el comportamiento en carrera, dado que sólo un accidente sirve para descontar días, no así las suspensiones.
6.) Los dos años para recibirse de jockeys más los dos transcurridos en la escuela generaran una línea de conducta mucho más profesional.
7.) Este proyecto está sujeto a todas las modificaciones que se consideren convenientes.
8.) Refiriéndose al punto 6 del proyecto, la idea es que el aprendiz se encuentre con una suma de dinero suficiente como para poder asegurarse una casa, un auto, etc.; además de evitar un mal gasto del dinero.

Fuente: Purahipica.com
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .