Telescópico, el último cuadruplecoronado argentino del milenio (1978)

Con el caballo también se logró un récord singular: fue el único ejemplar en el mundo que la obtuvo con una mujer sobre la cruz

Según Marina Lezcano, Telescópico (Table Play-Filipina, por Fomento) fue el caballo más completo que corrió.

Telescópico fue el último cuádruple coronado argentino del milenio, y el primero en lograrlo con una mujer en las riendas: la espectacular y recordada amazona Marina Lezcano, en el año 1978.

Esta gran mujer, perteneciente a la misma promoción de aprendices que Valdivieso, mostraba un manejo único de los SPC, "compensando su falta de fuerza con un envidiable feeling con el animal en carrera".

Telescópico nació en 1975, en el haras Don Yeye, producto de la unión entre Table Play y Filipina. Correría con los colores del Don Yeye también.
No demostró demasiado en sus primeras presentaciones, pasando inadvertido para el aficionado, que lejos estaba de imaginarse que ese caballo iba a deslumbrar unos meses después con la gran azaña que le haría ganar un lugar privilegiado en la historia. Debutó con un tercero sobre 1400m, y a este le siguieron dos segundos puestos sobre 1500m.

Pero el 17 de junio de ese año, Telescópico dió un destello que lo reveló como a un ejemplar mucho más potente. En la milla, sobre pista húmeda, ganó por 15 cuerpos en forma espectacular, como paso previo al proceso selectivo superior.

No obstante del gran mérito de ganar la trilpecorona, no deslumbraría como otros grandes caballos en cada una de las pruebas que la componen.

Un poco sobre el contexto histórico: adelantos tecnológicos

Es necesario señalar todos los cambios tecnológicos que habían ocurrido durante los últimos diez años en el turf argentino. Desde el año '67 se habían inagurado el sistema de gateras en las largadas, abandonando el viejo sistema de cintas que consistía en una barrera de cintas de goma que se disponían frente a los caballos alineados, y que se disparaban mediante un dispositivo eléctrico hacia arriba en diagonal, permitiendo el avance de los animales.

Las gateras mejoraron el aspecto de seguridad e igualidad en la partida, evitanto accidentes previos a la suelta por el roce entre competidores, o ciertas picardias de largar en movimiento en vez de parado. Tiempo después se trajo el circuito de tv interno.

Otro cambio significativo ocurrió en el '71 cuando en Palermo se inaguró el sistema de iluminación en la pista, permitiendo realizar carreras nocturnas.

Se inicia el proceso selectivo mayor

En la Polla de Potrillos, Crosscout (Dancing Moss) salió a hacer una delantera vigorosa, seguido por Botón (Bonín) que venía de ganar el clásico Handicap Opcional, mientras que Telescópico corría a la espectativa. Botón pasó al frente en la en la recta, insinuandose ganador, mientras que Telescópico -sexto en la recta- le descontaba terreno, y lo dominaba en los últimos cincuenta metros, con medio cuerpo a su favor. Tercero llegó Bulliante, un hijo de Practicante que había ganado el Miguel Cané; cuarto arribó Vituperante, otro hijo de Practicante, que había ganado el clásico Montevideo con las sedas del stud Los Casales.

El Jockey Club, corrido entonces en Palermo, tuvo como delantero neto a Botón a partir del palo demarcatorio de la milla, seguido por Habanico (Hawaiano y Escudo Real, por Seductor) quien venía de ganar el Martínez, y se mantenía invicto en tres presentaciones. Telescópico había largado bien, pero algún roce hizo que Marina Lezcano debiera levantar, quedando en la séptima colocación. En los 1000, Botón, Habanico, Renovador y Telescópico corrían en ese orden.

Botón aumentó su ventaja, quedando Telescópico apretado entre Habanico -por dentro- y Renovador -por fuera-. Este sesgó su linea hacia las tribunas, lo que fue aprovechado por Marina para lanzar de lleno a Telescópico en busca de la victoria. Logra alcanzar a Botón faltando sólo 50m, lo supera, y cruza el disco con medio cuerpo a su favor.

Una gran demostración de guapeza

El Gran Premio Nacional sería el próximo paso para la consagración, y sería en uno de los Nacionales más peleados de la historia, con una faena espectacular de Marina Lezcano.

Los mejores tres años estaban presentes, incluyendo a la excelente Seed (Dancing Moss) ganadora de la Polla de Potrancas y el Gran Premio Selección.

Es ella quien toma la punta, siendo vigilada de cerca por Vituperante, quien luego en el opuesto pasa al frente. Tercero, encima de ellos, venía Telescópico, seguido de Trabuco (Host Dust y Trabuca, por Guatán) luego Habanico, y más atrás el resto.

Entrando al último codo, en los 1000m, Seed volvió a la vanguardia, pasando Telescópico al segundo lugar. Se entabló una lucha entre ambos, que en los 350m finales se definiría a favor del hijo de Table Play. Es un dominio leve el que mantuvo mientras atropellaban Botón -ya sin mucho empuje- y Habanico -con fuerza por el medio de la cancha-.

En los 250m finales, ante el estupor general, Habanico parecía el ganador. Mientras, Seed volvía a la carga y lograba superar a Telescópico; pero éste, valientemente, continuó la lucha y emparejó de nuevo la línea de la potranca.

En los 150m finales, Seed, Telescópico y Habanico corrían a la par, amenazados por Trabuco cerca. Este no pudo pasar, y su jockey, Victor Centeno, debió sujetarlo, perdiendo por esto su posición.
Al mismo tiempo, Habanico volvía a torcer la balanza a su favor; pero faltaba una última carta definitoria. Telescópico, exigido a fondo por Marina, volvió sobre Habanico, colocando 1/2 cuerpo a su favor.

El Pellegrini: la consagración definitiva

En el Gran Premio Carlos Pellegrini, también en Palermo, Telescópico se reveló como un caballo muy superior. Sin embargo, es necesario aclarar que varios de sus mayores enemigos no fueron de la partida por diversos motivos.

Habanico no pudo participar debido a una herida que sufrió en los últimos tramos del Nacional. Trabuco, que tantó punzó en el memorable final del Nacional, tuvo fiebre por lo que tampoco pudo correr. Por su parte, Seed tuvo una interrupción en su entrenamiento sin que se aclararan las razones que lo motivaron.

Pero en compensación, Telescópico tendría igualmente que enfrentar a otros importantes rivales; caballos mayores como Serxen (ganador del Nacional del '76) y Vacilante (héroe del Dardo Rocha del '77) eran sus principales enemigos. Aldo, en representación de Perú, fue quien al recorrer el opuesto desalojó de la delantera a Evohé, con Telescópico aproximándose a ellos.

En pleno codo de Belgrano, Telescópico fue llamado por Marina Lezcano, que iguala, y luego deja atrás a Aldo. De allí en más, el hijo de Table Play se dedicó a acumular cuerpos a favor, que aumentaron al entrar en la recta final; para cruzar el disco con dieciocho largos de ventaja, en una victoria demoledora.

La afición había obtenido el cuádruple coronado que tanto había ansiado de manera indiscutible.

Sin duda, los méritos recaían en la excelente preparación que le había dado su entrenador Juan Esteban Bianchi, como en la valientes faenas de Marina Lezcano, quien había demostrado ser tan o más eficaz que cualquier jockey varón, rompiendo de una vez por todas con los prejuicios acerca del sexo femenino dentro de las carreras.

Por su parte, el haras Don Yeye pasó a la historia del turf argentino por ser, además, el único caso del turf nacional en que gana la cuádruple corona un caballo nacido, criado, y corrido con los colores de su criador.

Por cierto, Filipina, madre de Telescópico, se consagra como una de las mejores madres producidas por el turf nacional.

Campañas finales: el viejo continente y luego su regreso a la Argentina

Telescópico, luego de la azaña, fue exportado a Francia, donde en 1979 gana el Prix Saint Lauren, 2400m, en Maisons -Laffitte- y el Prix Filibert de Savoie. Entre los premios de mayor importancia y accesibles de Europa, está el Gran Premio di Roma, disputado en el muy lindo hipódromo romano Capanelle, donde Telescópico arribó segundo.

Retornó en 1980 a nuestro país, teniendo como objetivo principal disputar el Pellegrini. Así, reapareció en el clásico José P. Ramírez, 2500m en Palermo, en donde batió por nueve cuerpos a Sunup (Faridoon).

No obstante, claudicó en el Pellegrini, que fue para Regidor, por la cabeza sobre Mountdrago.

Fue retirado a la reproducción, pero murió de un síncope en su primera temporada de servicios en Brasil.

Fuente: por1cabeza.com y fuentes bibliográficas. Año 2003

Gualeguaychú y la Escuela de Aprendices de San Isidro (24/03/08)

El próspero hipódromo entrerriano organizó una carrera especial para los aprendices del Jockey Club
Los chicosLos aprendices: Luís Miguel Flores, Eduardo Halier (debutando en las carreras) Néstor Lacorte, Emiliano Mirón, Leandro Fernández, Juan Cruz Villagra, Damián Baldo, y Johnathan Figueroa.
Una tarde espectacular a pleno sol se vivió este Domingo de Pascua en el hipódromo de Gualeguaychú, un circo hípico sumamente familiar, que además de belleza cuenta con todas las comodidades para pasar una magnífica tarde de turf. Vale decir que el aire de optimismo está muy presente, y la remodelación de la pista ha sido un punto importantísimo para el espectáculo y la seguridad de caballos y jinetes, lo que indica que este hipódromo va por buen camino.

El óvalo de Gualeguaychú es el cuarto hipódromo del país hoy en día y, como se sabe, resulta también una "pista escuela" para los jockeys aprendices del Jockey Club. En esta ocasión, se celebró una carrera especialmente diseñada para ellos, ubicada en el tercer turno del programa y sobre 1300m. Al evento lo acompañó en detalle ESPN, con el periodista Marcelo Durán siempre firme en la difusión del turf y viajando a donde sea necesario, además de destacados periodistas del medio y la presencia de la ídola de la fusta, la ex-jocketta Marina Lezcano, junto a su familia.

Por esas cosas de las carreras hubo dos borrados, y por ende dos jinetes se quedaron de a pie, pero vale destacar el gesto de caballerosidad de Néstor Lacorte, que dejó su lugar a un compañero, ya que él había tenido la oportunidad de correr más carreras en el día. Las montas fueron por sorteo, y el aprendíz Damián Baldo se quedó con el favorito, Hill Sonriente, que no defraudó.

Con la eficaz conducción de este sanisidrense de 19 años, Hill Sonriente, entrenado por Fito Zapata, se quedó con la carrera por medio cuerpo sobre Los Cerritos, guiado por Luís Miguel Flores, seguido por Royal Courage, montado por el cordobés Juan Cruz Villagra. Cuarto arribó Calamen, con el aprendíz formoseño Eduardo Miguel Halier, nativo de Portón Negro, que tuvo en éste cotejo su debut en las carreras de caballos.

Lamentablemente, el ejemplar que le tocó correr a Johnathan Figueroa no quiso saber nada con salir de la gatera, anulándose toda chance, y el de Leandro Fernández, próximo aprendíz de la Escuela a debutar en las oficiales, corrió poco y arribó anteúltimo. No obstante, cabe mencionar que Leandro había impresionado muy positivamente a los presentes por su excepcional actuación en la anterior carrera, que ganó a pesar del accidente en su mano y brazo derechos que sufrió en el paseo por indocilidad de su animal, pero que en nada mellaron su coraje, y que demostraron lo que es alguien muy "de a caballo".

Miguel Almanza
Fuente: Por1cabeza.com

Gualeguaychú: Se corre la segunda del año (20/03/08)

El próximo domingo (23 de marzo) se disputará la segunda jornada del año en esta pista. La reunión esta conformada por siete competencias donde la prueba central es el "Clásico Luis M.Secchi" sobre 1000 metros en séptimo turno con premio de $7000.- al ganador.

Los chicos de la Escuela de Jockeys del Jockey Club, en una ocasión de una carrera especial organizada para ellos tiempo atrás

Desde la apertura de la actividad el pasado 9 de Marzo, la Comisión de Carreras a incrementado notoriamente los premios, este loable esfuerzo demuestra el interés de los directivos por jerarquizar esta plaza turfistica. Estarán presentes durante la jornada el director de la Escuela de Aprendices, Hector Libré, junto a sus alumnos que harán su debut en la actividad, acompañando la delegación viene la "Ex-Jocketa" Marina Lezcano.

Todo indica que será una brillante tarde de turf.

Artículo: Edgardo Rivas

La Plata: Soy Molinera no transpiró (14/03/08)

Ganó de punta a punta el diezmado especial Cute Eyes; fue su séptimo triunfo

LA PLATA.- Ya era una candidata consistente Soy Molinera, antes de largarse el especial Cute Eyes (1100 m), y lo fue más cuando se supo que en las gateras del Bosque no estaría la mitad de las inscriptas. Por eso su victoria, casi sobrándole paño, no llamó la atención.

Por eso tomó la punta con un jinete, Anselmo Zacarías*, que sabía que podía confiar. "La saqué tranquila, sin darle intención desde el pique porque no quedaban punteras en la carrera", comentó. Torch Singer apuró la marcha y se acercó a Soy Molinera en el inicio de la curva, pero ésta volvió a despegarse y entró en el derecho con ventajas claras. My West, en tanto, había salido del fondo de la hilera y tuvo que doblar el codo muy abierta para no perder contacto. Luego, llegó a igualar la línea de Torch Singer.

Soy Molinera definió por un cuerpo. "En la recta la puse a correr de firme y llegó bárbaro, con más acción que en el comienzo", completó su descripción Zacarías. Torch Singer reaccionó y quedó segunda, tres cuartos de cuerpo delante de My West. "En los 200 creí que pasaba de largo", dijo Andrea Marinhas, que dirigió a la escolta.

Fuente: Diario La Nación
*EJAJC

Leandro Fernández y Ramón Pereyra, los próximos (14/03/08)

Sólo faltan terminar trámites de rutina para que estos dos nuevos aprendices del Jockey Club integren los programas oficiales, lo que ocurriría en escasos días.

Leandro Fernández, de 18 años, es de Soldati, y vale destacar que es uno de los productos netos de la Escuela, ya que, como varios otros, antes de la Escuela no había corrido. Hasta ahora ha ganado una carrera cuadrera en Concepción del Uruguay, y corrido además en hipódromos como Córdoba y Gualeguaychú. No obstante, Leandro demuestra un formidable manejo del caballo en la cancha, eso es innegable. También, impresiona sobre el caballo mecánico, combinando holgada resistencia, efectivo cambio de mano del látigo, y sobre todo, fuerza.

Ramón Pereyra, por su parte, es un correntino de 22 años, ha ganado unas veinte carreras en el interior, incluyendo Rosario. Pertenece a la primera camada de la nueva era de la Escuela de Jockeys de San Isidro.

Como siempre, les deseamos lo mejor en esta senda, que no es fácil, pero sin duda es clave en la carrera de todo jockey. Se han egresado y las condiciones las tienen. Y allí ambos estarán, listos para dar batalla.

Miguel Almanza

Don Alacrán tuvo su gran momento (06/03/08)

Se impuso en el handicap Diamond Jubilee

El ganador. Foto: Carlos Lares

Don Alacrán tuvo ayer su minuto de fama en el hipódromo de San Isidro. Ganó el handicap Diamond Jubilee (1200 m), la mejor carrera de su vida. Fue su debut en las competencias con ventaja, después de reunir triunfos en categorías inferiores, y el estreno fue auspicioso.

Con 53,5 kilos en la silla y los servicios de Francisco Corrales*, el caballo que entrena Héctor Libré superó por medio cuerpo a Pub de Llers sobre pista de césped pesado. Haber superado al que fue su escolta potencia su victoria, porque Pub de Llers había ganado antes un clásico Listado.

Don Alacrán corrió quinto, escondido, pasando inadvertido hasta que el grupo llegó a la recta final; en el comienzo de ese tramo aún luchaban por la victoria Super Galant, Fashion Kiss, South Sacred y Pub de Llers. A 200 metros del disco, Don Alacrán se sumó a esa porfía.

Pasó rápido a la punta y en el envión le sacó cerca de un cuerpo y medio de ventaja a Pub de Llers, un rival que intentó retomar el comando en los últimos metros y logró acercarse hasta la cincha del primero.

Cuanta Corrales: "Este es buen caballo, pero delicado, al que no se lo puede correr seguido. Cuando está sano, como hoy [por ayer], le puede ganar a cualquiera; además, la cancha blanda le vino muy bien. Las instrucciones fueron esperarlo porque atropella fuerte y por suerte todo salió bien. Muchos de sus progresos son mérito de Enrique Míguez, que es quien lo varea, porque conmigo se pasa en los trabajos".

El segundo puesto de Pub de Llers, aunque perdedor, lo mostró en condiciones de pelear por la victoria en cualquier carrera de esta categoría. Fue una producción a toda entrega.

"El caballo venía floreando en todos lados y siempre lo vi ganador. En la recta busqué afuera porque allí la cancha estaba más firme. Cuando el de Corrales lo alcanzó, se sorprendió y tuvo un quedo, después volvió con ganas, pero ya era tarde", comentó Roberto Alzamendi, que montó a Pub de Llers.


Fuente: Diario La Nación

*EJAJC

Cámara Oculta logró lo que pocas (03/03/08)

Salió de perdedora en un clásico de Grupo 3; la escoltó Bien Vestida, también entrenada por Conrado Linares y del stud Alfa

Cámara Oculta se ganó un lugar en los libros de historia del turf platense. Foto: Santiago Hafford

LA PLATA.- La historia dirá que Cámara Oculta salió de perdedora en un clásico, el República de Venezuela (G 3-1200 m), resuelto ayer en el Bosque. Habrá que ver cómo sigue la historia de la hija de Lucky Roberto y si puede mejorar, incluso, lo hecho por Soy Gisella, que triunfó debutando en esta misma carrera, hace dos años, y después se hizo múltiple ganadora.

Cámara Oculta doblegó por un cuerpo y medio a Bien Vestida, que además de ser su compañera de stud, pues las dos pertenecen a la caballeriza Alfa, también es su hermana paterna.

Fue 1-2 del padrillo, mérito compartido con el haras Santa Victoria y el preparador Conrado Linares, que las atiende en el centro de entrenamiento de San Isidro.

Las dos yeguas de Linares corrieron en los puestos intermedios, y en la recta salieron a un tiempo en busca de las de adelante. Bien Vestida, ganadora antes en la recta de San Isidro, atacó junto a los palos. Su socia lo hizo por el centro de la cancha. Cuando las dos quedaron al frente, la hasta ayer perdedora inclinó el duelo a su favor en los tramos finales.

Habla Linares: "No me sorprendió el triunfo de la perdedora porque siempre la consideré una potranca útil y alguna vez perdió porque falló en la largada. Hoy -por ayer- les dije a los dos jockeys que tenían herramientas muy parejas y no me equivoqué. Incluso había visto que a Cámara Oculta la cancha de La Plata le sentaba bien, por eso insistí en traerla. Seguramente seguirá corriendo acá, y en algún clásico de más distancia".

La ganadora ya había mostrado que podía conseguir una victoria interesante en su salida anterior, cuando quedó segunda de Royal Lane, aunque lejos, también en un clásico. Bien Vestida no conocía el paño y dobló el codo como si todas las mañanas vareara aquí. Si Linares las sigue trayendo juntas al Bosque, entre ellas pueden quedarse con más de un buen premio.

"Mi potranca corrió bien, pero conociendo a las dos me parecía que Cámara Oculta era un poquito mejor; igual, todos los medios dieron de favorita a la mía", comentó Adrián Giannetti, quien monta a diario a las dos yeguas de Linares.

Tercera quedó My Honesty; se jugó entre las de adelante y en la recta aflojó un poco, aunque mantuvo el tercer puesto delante de Sicambrela Slew.

La debutante La Bruni llegó quinta, y Amorcita Class, la otra perdedora del grupo, cruzó la línea de llegada última, al rato.

Zacarías se llevó bien con la ganadora
Anselmo Zacarías descubrió a Cámara Oculta en carrera. "No la conocía, pero el cuidador me dijo que la llevara de menor a mayor y en la recta la pusiera a correr de firme. De los 300 metros a la raya, el trabajo lo hizo sólo ella. Creo que en más distancia se sentirá aún mejor", dijo.

Fuente: Diario La Nación

Anatomía del Caballo: el esqueleto

* Cliquee en la imagen para agrandar
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .